Consejos de administración de dinero de blackjack

Se supone que los juegos de casino como el blackjack son divertidos y entretenidos. Para aquellos que ven una sesión de juego como una forma de entretenimiento bastante cara, eso está muy bien. Pero, para aquellos de nosotros que visitamos los casinos para llevar su dinero a casa con nosotros, los aspectos divertidos juegan un papel secundario en problemas más serios, como aferrarse a nuestro dinero lo suficiente como para aumentar nuestro presupuesto.

De eso se trata realmente con juegos como el blackjack. El objetivo subyacente cada vez que te sientas a jugar es administrar eficazmente tus pérdidas, agotando tu tiempo hasta que llegues a la racha ganadora inevitable. No se equivoque: en el blackjack, habrá numerosas rachas calientes y frías durante cada sesión en la que juegue más de unas pocas manos. La clave fundamental para vencer consistentemente a los casinos es minimizar las pérdidas de dólares de rachas perdedoras y maximizar las ganancias de dólares de rachas ganadoras.

El casino tiene una ligera ventaja frente a los jugadores promedio que no cuentan cartas o utilizan alguna otra estrategia efectiva, lo que significa que a menudo habrá un poco más de manos perdidas que ganadas. Sin embargo, al final de una sesión de juego de blackjack determinada, las probabilidades favorecen un total casi igual de manos perdidas y manos ganadas.

Entonces, ¿cómo, como jugador de blackjack que no usa el conteo de cartas o una estrategia similar, aprovecha las probabilidades casi iguales que ofrece el blackjack para convertirse en un ganador constante? En una frase, “administración del dinero”. También puede pensar en esto como “administración de apuestas”. El concepto gira en torno al objetivo general de ganar más durante sus rachas calientes de lo que pierde durante sus rachas frías.

La forma de administrar eficazmente su bankroll de blackjack es establecer límites duros de “ganar” y “perder”. Esto, junto con tener la disciplina para cumplir con esos límites, sin importar qué, es cómo puedes pasar de ser un tonto de casino a un ganador constante.

Un buen consejo es establecer su límite de pérdida en el 50% de su límite de ganancias. Por ejemplo, si su límite de ganancias es de $ 100, entonces su límite de pérdidas es de $ 50.

Cualquiera que golpees primero, es cuando finaliza tu sesión de juego. Si su presupuesto total para esa sesión es de $ 500, entonces deja de jugar cuando llega a $ 450 o $ 600, lo que ocurra primero.

Esta estrategia de administración de dinero requiere una fuerte disciplina. La primera vez que tengas un gran día y obtengas $ 100 rápidamente, estarás muy tentado a quedarte y jugar un poco más. ¡No! Eso es con lo que cuentan los casinos. Esperan que seas codicioso en ese punto, no te levantes y te alejes con calma. Incluso si alcanza su límite de ganancias después de solo 5 minutos de jugar al blackjack, deténgase y disfrute el resto de su día. Lo mismo ocurre con las veces que alcanza su límite de pérdida rápidamente. Esta es la clave!

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *