Baccarat: La historia del juego

El baccarat es un juego de cartas popular con una historia extraordinaria. Su origen guarda muchos misterios y secretos. El entretenimiento nacional no está establecido hasta hoy. Muchos países europeos lo consideran su propiedad, pero, como sea, es imposible decir exactamente dónde y cómo apareció el Baccarat. Este juego de cartas existe desde hace muchos años. Hace unos siglos, gozaba de una extraordinaria popularidad en España.

Los españoles pasaron mucho tiempo jugando “Punto Banko”, llamándolo entretenimiento de apuestas para los afortunados y afortunados favoritos. Más tarde, “Baccarat” llamado “Chemin de fer” ganó los corazones de los franceses. Se jugaba por dinero en todas las instituciones de Francia. En otros países, “Baccarat” fue presentado bajo el nombre “Nine” y “Macau”.

El autor del juego de cartas es el italiano Felix Falguere. Fue él quien inventó las reglas básicas de este entretenimiento, a partir del antiguo ritual etrusco de adorar a nueve dioses: según la historia, los etruscos determinaron el futuro de la virgen lanzando un hueso de nueve lados. Si caía una cifra de ocho o nueve, la sacerdotisa nombraba a la niña, si caían seis o siete, la niña no podía participar en varios ritos religiosos, si la cifra caía entre dos y seis, la niña era condenada a la muerte por ahogamiento.

Esta historia provocó un interés extraordinario en el juego de cartas entre personas notables y representantes de la aristocracia. Se sumergieron de lleno en el entretenimiento y usaron las cartas del tarot como cartas de juego.

En la Edad Media, el Baccarat también fue muy popular en Europa. En América, el juego aprendió solo a principios del siglo XX. Inicialmente, el juego no despertó mucho interés en los estadounidenses, ya que en ese momento tenían póker y blackjack. En los años cincuenta, los estadounidenses simplificaron las reglas del “Baccarat”, como resultado de lo cual apareció una mini versión del juego, que a una velocidad instantánea ganó popularidad en todo el mundo.

El “baccarat” es una excelente solución para jugadores no profesionales que no buscan formas difíciles de ganarle al casino.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *